friselle
flecha vertical

El Prosciutto Cotto, así se llama el Jamón Cocido en Italia.
es un fiambre cocido, derivado cárnico del cerdo. Es característico su color rosado y un sabor más suave que el de otros jamones, de ahí que en algunos lugares también se le denomine "jamón dulce". 
Unas ideas diferentes al típico y sabroso bocadillo:

Cordon Bleu:

Colocamos los filetes de pechuga entre 2 plásticos y golpeamos con una maza de madera para hacerlos más anchos hasta tener un grosor de ½ cm. Sazonamos con sal y pimienta.

Cubrimos cada filete de pollo con una loncha de jamón York. Colocamos en el centro el queso y enrollamos cada filete, comenzando por el lado más ancho hacia la parte más estrecha.

Preparamos 3 platos hondos, uno con harina, otro con el huevo mezclado con agua y el último con el pan rallado. Pasamos las pechugas de pollo por la harina, sacudiendo el exceso. Luego por el huevo y finalmente por el pan rallado cubriéndolos completamente (también están deliciosas con pan panko japonés). Metemos los filletes separados unos de otros en el frigorífico durante 1 hora o si los queremos hacer de inmediato los podemos poner un ratito en el congelador.

Calentamos el aceite y freímos los Cordon Bleu hasta que estén dorados. Debido al grosor que cogen no se habrán hecho por dentro por lo que los colocamos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa y luego en una bandeja de horno. Terminamos de cocinar los filetes en horno pre-calentado a 200°C durante 15 minutos o hasta que estén cocidos.